MAESTRÍA ITESO 2017-05-12 01:38:00

Descripción del problema a partir de nuestra experiencia, la observación y la entrevista.

Redacta una autobiografía en la que narres de qué forma has llegado a tu objeto-problema explica por qué para ti es tan importante.

Mi nombre es María Concepción Vargas Sánchez, nacida el día 10 de julio de 1970 en Tepic, Nayarit, soy la tercer hija de seis hermanos, hija de padres comerciantes que con mucho sacrificio y esfuerzo,  me apoyaron a realizar  mi educación preescolar, primaria, secundaria  y preparatoria.
Mi estudio de licenciatura en educación lo realicé en la Universidad Pedagógica Nacional Unidad No. 181 de Tepic, Nayarit, de manera simultánea combinando actividades de casa, trabajo e hijos.
Mi principal impulso en la vida, en mi preparación profesional son mis 5 hijos: 3 varones y 2 mujeres  y recientemente  abuelita de una hermosa nieta, que con mi ejemplo quiero manifestarles que la vida es complicada y únicamente podrán enfrentarla y entenderla  mientras exista una constante preparación académica.
Soy maestra de educación primaria foránea ubicada en una supervisión que se encuentra en el municipio de Santa María del Oro, Nayarit; en el nivel de educación primaria, como Asesor Técnico Pedagógico.
En base a la información captada de la observación de cada uno de los centros escolares, y las entrevistas realizadas a todo el personal que conforma la zona: Supervisor, Asesores Técnico Pedagógicos, Directores y Docentes, la  situación socio cultural y económica de las comunidades donde se encuentran ubicadas las escuelas y los datos estadísticos de resultados educativos, decidí por la elaboración de un plan de intervención educativa de acuerdo a las necesidades de mi Zona Escolar.
De manera pormenorizada  describo de  forma sistematizada la información encontrada y las respuestas que se obtuvieron del cuestionario de preguntas  que se elaboró con la finalidad de tener un primer acercamiento a mi problema de investigación.
La zona está conformada por 9 centros de trabajo, de los cuales 3 escuelas son de organización completa, 3 son escuelas bidocentes y 3 escuelas unitarias, dichas escuelas representan un total de 62 grupos escolares de primero a sexto grado, con una población de 932 alumnos.
2 escuelas de organización completa se encuentran ubicadas en la cabecera municipal de Santa María del Oro, y las 7 restantes están distribuidas en diversas  localidades de este municipio.
El personal que labora en la zona escolar está distribuido de la siguiente manera: 3 directores sin grupo, 3 subdirectores, 38 docentes (incluyendo directores comisionados), 3 maestros de educación especial, 7 maestros de educación física, 2 maestros de inglés, 3 intendentes y 1 velador.
Entre las ventajas que cuentan las escuelas de la zona se encuentran los programas de apoyo: las 9 escuelas cuentan con el programa Prospera, 7 se encuentran en tiempo ampliado, 8 en el programa de Fortalecimiento a la educación básica, 6 a PACAREIB(Acción compensatoria: útiles escolares, material didáctico y REDES), 2 al programa de inglés, 2 al programa PACE(proyecto a favor de la convivencia escolar) 1 al programa Escuelas al 100, programas de apoyo en medios de comunicación (Internet, computadoras).
Entre las desventajas detectadas en las escuelas multigrado se encuentran: la ubicación de las escuelas que al encontrarse a unos kilómetros de los pueblos más cercanos es difícil obtener materiales para sus clases, indispensables para realizar sus actividades, concretándose al material que se encuentra en el aula,  uso de bibliotecas, la inasistencia de los alumnos, la conducta, problemas de aprendizaje, el trabajo como docente unitario, el tiempo en el aula.
Fue imprescindible tener conocimiento de las condiciones contextuales de cada uno de los centros de trabajo, para poder identificar las características de cada espacio de intervención, determinante para diseñar y aplicar estrategias de trabajo congruentes con su entorno escolar, con la finalidad de conocer las fortalezas y debilidades que presentan cada una de las escuelas, en la búsqueda de mejora,  que nos dará certidumbre y efectividad a las acciones que queremos  emprender.
Al realizar esta valoración de la situación contextual, se detectaron fortalezas y áreas de oportunidad  que benefician a cada uno de los centros educativos, desde estructura educativa, atención cercana de parte de la supervisión escolar, la cobertura de los programas de apoyo a la educación con que cuentan todos los centros escolares de la zona, que benefician la condiciones de equidad educativas de atención al rezago educativo coadyuvando a la mejora escolar.
 Mi problema de investigación surge a través de un análisis valorando la situación de organización y funcionalidad que presentan cada una de las escuelas de la zona escolar.
Y para dar respuesta a las necesidades detectadas en el diagnóstico de la zona escolar y contribuir al logro de los propósitos para mejorar las actividades y los resultados de cada uno de los centros educativos que la conforman.
Focalizando un plan de intervención que incida en la mejora de organización  funcionamiento de los centros escolares de la zona, de manera obvia en la mejora de los aprendizajes de los alumnos.
Para recibir una educación de calidad se requiere la participación activa, dinámica e informada de todos los actores que intervienen
En un primer acercamiento a mi problema de investigación, en base a la observación y entrevistas realizadas, considero iniciar fortaleciendo la función docente,  para lo cual lo voy a delimitar en estos ámbitos:
·         Un proyecto focalizado en la Acción Docente orientado en el trabajo en el aula,
·         Lograr que el docente tenga un dominio personal de su función,
·         Motivar su creatividad y búsqueda de alternativas situadas en el aprendizaje de sus alumnos,
·         Sostener en el docente una Visión compartida en el trabajo colaborativo, negociando el significado,  intercambio de experiencias docentes  de impacto en el logro educativo de sus alumnos.
·         Sostener un compromiso mutuo, en constante crecimiento y mejora de aprendizajes, que venza su resistencia al cambio y su función la realice no por obligación,
·         Provocar en él una tensión creativa para que realice acciones que lo van a mover para llegar a su meta.
·         Contribuir en el proceso y productos de aprendizaje a través de la gestión de su conocimiento de los alumnos y de manera específica  en los alumnos que asisten a las escuelas multigrado,
·         Autogestión de aprendizaje y de organización del trabajo, Innovar en el proceso de planeación buscando motivos diversos para despertar el interés de los alumnos, basándose en los propósitos, enfoques, Estándares Curriculares y aprendizajes esperados, manteniendo su pertinencia, gradualidad y coherencia de sus contenidos.


En un primer momento por acercarme a mi problema de investigación, esto fue lo que encontré en la observación y entrevistas realizadas, quedo abierta al apoyo y sugerencias para saber si voy por el camino indicado. Gracias.

MAESTRÍA ITESO 2017-05-12 01:38:00

Descripción del problema a partir de nuestra experiencia, la observación y la entrevista.

Redacta una autobiografía en la que narres de qué forma has llegado a tu objeto-problema explica por qué para ti es tan importante.

Mi nombre es María Concepción Vargas Sánchez, nacida el día 10 de julio de 1970 en Tepic, Nayarit, soy la tercer hija de seis hermanos, hija de padres comerciantes que con mucho sacrificio y esfuerzo,  me apoyaron a realizar  mi educación preescolar, primaria, secundaria  y preparatoria.
Mi estudio de licenciatura en educación lo realicé en la Universidad Pedagógica Nacional Unidad No. 181 de Tepic, Nayarit, de manera simultánea combinando actividades de casa, trabajo e hijos.
Mi principal impulso en la vida, en mi preparación profesional son mis 5 hijos: 3 varones y 2 mujeres  y recientemente  abuelita de una hermosa nieta, que con mi ejemplo quiero manifestarles que la vida es complicada y únicamente podrán enfrentarla y entenderla  mientras exista una constante preparación académica.
Soy maestra de educación primaria foránea ubicada en una supervisión que se encuentra en el municipio de Santa María del Oro, Nayarit; en el nivel de educación primaria, como Asesor Técnico Pedagógico.
En base a la información captada de la observación de cada uno de los centros escolares, y las entrevistas realizadas a todo el personal que conforma la zona: Supervisor, Asesores Técnico Pedagógicos, Directores y Docentes, la  situación socio cultural y económica de las comunidades donde se encuentran ubicadas las escuelas y los datos estadísticos de resultados educativos, decidí por la elaboración de un plan de intervención educativa de acuerdo a las necesidades de mi Zona Escolar.
De manera pormenorizada  describo de  forma sistematizada la información encontrada y las respuestas que se obtuvieron del cuestionario de preguntas  que se elaboró con la finalidad de tener un primer acercamiento a mi problema de investigación.
La zona está conformada por 9 centros de trabajo, de los cuales 3 escuelas son de organización completa, 3 son escuelas bidocentes y 3 escuelas unitarias, dichas escuelas representan un total de 62 grupos escolares de primero a sexto grado, con una población de 932 alumnos.
2 escuelas de organización completa se encuentran ubicadas en la cabecera municipal de Santa María del Oro, y las 7 restantes están distribuidas en diversas  localidades de este municipio.
El personal que labora en la zona escolar está distribuido de la siguiente manera: 3 directores sin grupo, 3 subdirectores, 38 docentes (incluyendo directores comisionados), 3 maestros de educación especial, 7 maestros de educación física, 2 maestros de inglés, 3 intendentes y 1 velador.
Entre las ventajas que cuentan las escuelas de la zona se encuentran los programas de apoyo: las 9 escuelas cuentan con el programa Prospera, 7 se encuentran en tiempo ampliado, 8 en el programa de Fortalecimiento a la educación básica, 6 a PACAREIB(Acción compensatoria: útiles escolares, material didáctico y REDES), 2 al programa de inglés, 2 al programa PACE(proyecto a favor de la convivencia escolar) 1 al programa Escuelas al 100, programas de apoyo en medios de comunicación (Internet, computadoras).
Entre las desventajas detectadas en las escuelas multigrado se encuentran: la ubicación de las escuelas que al encontrarse a unos kilómetros de los pueblos más cercanos es difícil obtener materiales para sus clases, indispensables para realizar sus actividades, concretándose al material que se encuentra en el aula,  uso de bibliotecas, la inasistencia de los alumnos, la conducta, problemas de aprendizaje, el trabajo como docente unitario, el tiempo en el aula.
Fue imprescindible tener conocimiento de las condiciones contextuales de cada uno de los centros de trabajo, para poder identificar las características de cada espacio de intervención, determinante para diseñar y aplicar estrategias de trabajo congruentes con su entorno escolar, con la finalidad de conocer las fortalezas y debilidades que presentan cada una de las escuelas, en la búsqueda de mejora,  que nos dará certidumbre y efectividad a las acciones que queremos  emprender.
Al realizar esta valoración de la situación contextual, se detectaron fortalezas y áreas de oportunidad  que benefician a cada uno de los centros educativos, desde estructura educativa, atención cercana de parte de la supervisión escolar, la cobertura de los programas de apoyo a la educación con que cuentan todos los centros escolares de la zona, que benefician la condiciones de equidad educativas de atención al rezago educativo coadyuvando a la mejora escolar.
 Mi problema de investigación surge a través de un análisis valorando la situación de organización y funcionalidad que presentan cada una de las escuelas de la zona escolar.
Y para dar respuesta a las necesidades detectadas en el diagnóstico de la zona escolar y contribuir al logro de los propósitos para mejorar las actividades y los resultados de cada uno de los centros educativos que la conforman.
Focalizando un plan de intervención que incida en la mejora de organización  funcionamiento de los centros escolares de la zona, de manera obvia en la mejora de los aprendizajes de los alumnos.
Para recibir una educación de calidad se requiere la participación activa, dinámica e informada de todos los actores que intervienen
En un primer acercamiento a mi problema de investigación, en base a la observación y entrevistas realizadas, considero iniciar fortaleciendo la función docente,  para lo cual lo voy a delimitar en estos ámbitos:
·         Un proyecto focalizado en la Acción Docente orientado en el trabajo en el aula,
·         Lograr que el docente tenga un dominio personal de su función,
·         Motivar su creatividad y búsqueda de alternativas situadas en el aprendizaje de sus alumnos,
·         Sostener en el docente una Visión compartida en el trabajo colaborativo, negociando el significado,  intercambio de experiencias docentes  de impacto en el logro educativo de sus alumnos.
·         Sostener un compromiso mutuo, en constante crecimiento y mejora de aprendizajes, que venza su resistencia al cambio y su función la realice no por obligación,
·         Provocar en él una tensión creativa para que realice acciones que lo van a mover para llegar a su meta.
·         Contribuir en el proceso y productos de aprendizaje a través de la gestión de su conocimiento de los alumnos y de manera específica  en los alumnos que asisten a las escuelas multigrado,
·         Autogestión de aprendizaje y de organización del trabajo, Innovar en el proceso de planeación buscando motivos diversos para despertar el interés de los alumnos, basándose en los propósitos, enfoques, Estándares Curriculares y aprendizajes esperados, manteniendo su pertinencia, gradualidad y coherencia de sus contenidos.


En un primer momento por acercarme a mi problema de investigación, esto fue lo que encontré en la observación y entrevistas realizadas, quedo abierta al apoyo y sugerencias para saber si voy por el camino indicado. Gracias.

La Entrevista

La Entrevista

En la ocasión anterior, di a conocer información acerca de las metodologías de la investigación que se implementarían (etnografía e investigación-acción), hablamos teóricamente de ellas, reconocimos sus características y la manera en que se complementan una y otra. Abordamos también el concepto de entrevista, la manera en que se realiza y la relevancia que tendría en el transcurso de la investigación.

 Hoy escribo sobre las entrevistas que realicé a tres compañeros durante el mes de abril con la finalidad de reconocer otros puntos de vista sobre la situación presente en las escuelas multigrado, aprender de sus experiencias y su sentir, para que ello ayudara a contrastar sus opiniones y encontrar, si lo hubiese puntos de vista comunes.

Hablando un poco del profesorado entrevistado, fueron tres compañeros, dos de ellos tienen poca experiencia en escuelas multigrado. Un docente es de nuevo ingreso al servicio y es la primera vez que tienen experiencia en este tipo de escuelas. Otro profesor posee 14 años en el ejercicio docente, pero solo año y medio en planteles multigrado. Por último, se entrevistó a un docente con 15 años de antigüedad en la docencia, los cuales ha pasado laborando en este tipo de escuelas.

Para realizar la entrevista fue necesario definir temas de los que se quería obtener información, estos fueron: las características que poseen las escuelas multigrado, los problemas que presentan, la actuación de los padres de familia, experiencias significativas de los docentes, los aspectos considerados al intervenir dentro del aula y los cambios que el profesorado entrevistado considera necesario para obtener calidad en el servicio educativo en los planteles de este tipo.

A continuación, se presentan las tres entrevistas que se hicieron, cabe mencionar que, en el intento de no intervenir en las respuestas de los educandos, se llegó a una entrevista algo rígida, aspecto que se tendrá que mejorar en los próximos interrogatorios que realice.

Entrevista 1

 Experiencia docente: 14 años

Experiencia multigrado: Año y medio

 ¿Qué características ha notado en escuelas multigrado?

“Es un poco más de trabajo, porque tienes que planear para los seis grados, bueno anteriormente tenía los seis, ahorita solo tengo un ciclo escolar. Sentía más lento el aprendizaje porque eran varios niños, ahorita que tengo solo un ciclo escolar va mejorando”.

¿Qué problemas ha visto con mayor frecuencia?

“Aquí, por ejemplo, lo que se presenta más es lo de la comprensión lectora, pero si usted observó también hay problemas de conducta, en este pueblo los niños tienden a hacer agresivos con sus compañeros”.

¿Cómo es la actuación de los padres de familia?

“Si se involucran, pero no como se espera”.

¿Qué experiencias significativas ha tenido?

“Las buenas es que como maestros todos debemos de estar preparados para trabajar en escuelas de organización completa, como en multigrado. Veo que en este año los niños van avanzado. El primer año no sentí eso, creo que fue la inexperiencia”.

¿Qué aspectos toma en cuenta para sus intervenciones dentro del aula?

“Aprendizajes esperados, planear en base eso, es en lo que más nos debemos de basar”.

En su opinión, ¿qué se necesita cambiar en este tipo de escuelas?

“Primeramente creo que los programas, que multigrado tuviera especialmente, no tan especial, pero sí que nos dijeran que hay algo para multigrados y de allí basarnos, porque usted sabe que nuestros programas se rigen en un grupo normal, la planeación viene por grado y nosotros tenemos que adaptar todas las actividades a un ciclo escolar. Entonces, creo que eso sería conveniente, que tuviéramos nosotros algo en que apoyarnos más”.

Entrevista 2

 Experiencia docente: Primer año de servicio

Experiencia multigrado: Meses

 ¿Qué características ha notado en escuelas multigrado?

“Lo que he visto en este tipo de escuelas es que tienen muchas carencias en cuanto al aprendizaje, ya que no a todos los alumnos se les alcanzan a ver los aprendizajes esperados”.

¿Qué problemas ha visto con mayor frecuencia?

Falta del apoyo de los padres de familia para trabajar con los hijos, eso dificulta el trabajo a los maestros porque los padres de familia no aportan nada para los alumnos”

¿Qué aspectos toma en cuenta para sus intervenciones dentro del aula?

“El entorno, para que se les facilite a los alumnos. Adaptar el trabajo a lo que tienen ellos aquí en la comunidad.

En su opinión, ¿qué se necesita cambiar en este tipo de escuelas?

“En lo particular, a mí se me dificulta un poco, como no había trabajado en escuelas multigrado, se me dificulta un poco trabajar con todos los programas de todos los grados a la vez. Pienso que un programa estaría bien, que se relacione o más enfocado a las escuelas multigrado”.

Entrevista 3

 Experiencia docente: 15 años

Experiencia multigrado: 15 años

 ¿Qué características ha notado en escuelas multigrado?

“Una de las principales es la convivencia entre los alumnos de los diferentes grados, conviven más, se apoyan más, hay más colaboración entre ellos”.

¿Qué problemas ha visto con mayor frecuencia?

“Bueno, en las escuelas multigrado dado a lo pequeña que son las comunidades es el ausentismo, ya que se llega la temporada de trabajo y los padres de familia se los llevan a las labores.”.

¿Cómo es la actuación de los padres de familia?

“Los padres de familia son responsables en cuanto a los trabajos, siempre están puntuales para realizar las diferentes actividades, hay buena respuesta a las reuniones, a lo que es el trabajo de diferente índole.

En lo económico si tenemos problemas, si necesitamos cooperación para resolver alguna situación dentro de la escuela, dado que la economía no es muy buena en la comunidad o en las diferentes comunidades, pues siempre tenemos esos problemas, en lo económico son muy poco participativos.

En lo pedagógico, hay personas responsables que se ve en el resultado de los niños. Tenemos mucho alumnado que vive con sus abuelos, y sus abuelos no saben leer o escribir, los padres salen a otros lugares en busca de mejores condiciones de vida, pero a la vez esto perjudica porque lo dejan con sus abuelos y la mayoría no saben leer y escribir y no tienen (los alumnos) mucho apoyo en cuanto lo educativo.”.

¿Qué experiencias significativas ha tenido?

“Lo mencionaba anteriormente, hay más comunicación con los padres de familia, hay más cercanía con los alumnos y sobre todo la convivencia es más sana entre los padres de familia, los alumnos y los maestros, siempre hay una convivencia sana y apoyo mutuo”.

¿Qué aspectos toma en cuenta para sus intervenciones dentro del aula?

“He aprendido mucho que el aprendizaje colaborativo es muy importante entre los alumnos. (He aprendido a) realizar las actividades haciendo equipos de diversos grados para que entre ellos se ayuden y así tener mejores resultados.

Para realizar el trabajo dentro del aula primeramente debe tomarse en cuenta la planeación, como tengo diferentes grados, cuarto, quinto y sexto, vamos iniciando con los temas en común, para trabajar todos en un mismo tema con diferente grado de dificultad y además tomando en cuenta las necesidades y el interés de los niños para de allí partir”.

En su opinión, ¿qué se necesita cambiar en este tipo de escuelas?

“Lo importante aquí sería que adecuaran los programas de acuerdo al tipo de escuelas en el que estamos trabajando, eso nos ayudaría mucho y nos permitiría tener grandes avances. Así como cambiar la forma de actuar de los padres de familia para que ayuden más y tener avances”.

Analizando las respuestas de los profesores entrevistados podemos encontrar que existen diferentes puntos de vista acerca de la mayoría de los temas en los que se basó la plática que se tuvo con ellos. Pero no se puede establecer que no haya coincidencia, simplemente se focalizan en ciertos aspectos que consideran más relevantes. Considero que en este aspecto faltó pericia para llevar a cabo la conversación, ya que como se mencionó anteriormente, con el afán de no intervenir las entrevistas llegaron a tornarse en ocasiones “frías”, se puede notar en lo corto de algunas respuestas.

Cabe resaltar que el único punto de coincidencia que hubo entre el profesorado entrevistado fue en los cambios necesarios en escuelas multigrado. Según su opinión, el trabajar con los programas de estudios de todos los grados escolares es algo que se les dificulta, por lo que catalogan como esencial la existencia de un programa que cubra las características especiales que tienen estos planteles educativos, por lo cual será de esencial interés este aspecto.

 


Descripción del problema

Cómo me acerqué al problema.

Soy Ismael Guerra Amparo, nací en un pueblo del municipio de santiago Ixcuintla en el estado de Nayarit. Allí, en mi pueblo natal, San Andrés, cursé mi educación primaria y secundaria. Como esos eran los únicos niveles educativos que existían entonces ahí, para continuar mis estudios me trasladé a la zona sur del estado para hacer un bachillerato técnico. Lamentablemente, proviniendo de familia numerosa (soy el tercero de  nueve hermanos) y de escasos recursos, mis papás no pudieron darme más apoyo económico, por lo que regresé a mi pueblo a la vida del campo, dejando truncos mis estudios.
Cinco años más tarde me vine a vivir a la ciudad de Tepic, donde terminé la preparatoria e ingresé a los estudios superiores. Me gradué como Licenciado en Psicología del Instituto Las Américas de Nayarit, S. C.
Como profesional, mi primer oportunidad me la dio el propio Instituto Las Américas, esa es una de mis más gratas experiencias, aprendí de mis compañeros maestros y personal administrativo, pude desempeñarme como maestro de grupo y coordinador académico. Trabajé en otras instituciones de nivel superior y medio superior del orden particular, por citar algunas: Universidad Tecnológica, Escuela Normal de Especialización y Universidad Vizcaya.
En el año 2006 se me presentó la oportunidad de concursar mediante examen de oposición el ingreso a los Servicios de Educación Pública de Nayarit (SEPEN) en el nivel de Educación Especial. Ingresé al servicio con la asignación de psicólogo orientador adscrito a la Unidad de servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER) número 41, ubicada en el municipio serrano de Huajicori al norte del estado, perteneciente a la zona No. 3 de Educación Especial. 
En la zona No. 3, en el ciclo escolar 2009-2010 fui comisionado en la función de asesor técnico pedagógico, función en la cual me desempeño desde entonces. Con la reforma educativa del 2013 participé en el concurso de promoción para la función, con lo que pude tener un cambio de adscripción a la zona No. 1, ubicada en la ciudad de tepic.
Desde mi ingreso a los SEPEN los temas de integración e inclusión educativa han sido el centro de mi labor docente. Promover en las escuelas regulares la aceptación de alumnos con alguna discapacidad o condición que lo hiciera aparecer como "diferente" por la cual fuera víctima de discriminación o rechazo. Promover esta aceptación ha implicado desde el hecho que la escuela permita el ingreso del alumno, es decir que lo inscriba, hasta el que ya estando dentro se le brinden respuestas educativas pertinentes a sus necesidades, orientando a maestros y padres de familia.

La educación es un derecho de todos, el artículo 3ro. constitucional además plantea que ésta debe ser de calidad.  La educación es el derecho más importante en la lucha contra la discriminación, al considerar que ningún otro derecho potencia tanto el ejercicio de los derechos civiles, la igualdad y la libertad, además de que provee a los individuos de las herramientas necesarias para enfrentar la vida. Es en la escuela donde los prejuicios, los estigmas y marcadores sociales son domesticados o eventualmente fortalecidos. O al menos, así debería ser.
Los grupos considerados como vulnerables a la discriminación y a la exclusión, falta de oportunidades y violación de sus derechos son los conformados por: mujeres, niñas y niños, jóvenes, personas adultas mayores, personas con diversidad sexual, minorías étnicas, minorías religiosas, personas con discapacidad, personas migrantes y personas trabajadoras del hogar (CONAPRED, 2011). Para acceder a una sociedad más justa y equitativa, diversas instituciones, entre ellas las educativas, deben enfrentar numerosos retos, como la atención a la diversidad. Visto desde este ámbito, atender a la diversidad significa que las alumnas y los alumnos accedan a una educación de calidad, independientemente de sus características personales, familiares o sociales, permitiendo así el desarrollo de una sociedad más justa y que brinde oportunidades a todos, reduciendo la exclusión y la discriminación para que el alumnado pueda enfrentar los desafíos que se les presenten a lo largo de su vida de una manera satisfactoria.
De la integración a la inclusión.
Numerosos tratados internacionales han buscado garantizar el cumplimiento del derecho de todos los niños a la educación y dar atención a sus condiciones de desigualdad, tales como la Conferencia Mundial de Educación para Todos: Satisfacción de las Necesidades Básicas de Aprendizaje, realizado en Jomtien, Tailandia (UNESCO, 1990) y la declaración de Salamanca, en el marco de la Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales: Acceso y Calidad (UNESCO, 1994), En México, la primera respuesta para atender a las necesidades de todo el alumnado surge con la propuesta de integración educativa de las alumnas y los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE), en 1993; esta propuesta se fundamentó en el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (García, 2010). Al basarse en las NEE, en el país no se buscó solamente la integración de los estudiantes con discapacidad, sino también de aquellos que requerían apoyos distintos a los que ya había en la escuela para su escolarización exitosa.
Echeita (2006) señala que la inclusión es un término resbaladizo en el contexto internacional, esto quiere decir que existe una amplia gama de discursos al respecto. Una de las definiciones que ha tenido mayor aceptación es la propuesta por Booth y Ainscow (2002) en la cual consideran a la inclusión como: “Un conjunto de procesos orientados a aumentar la participación de los estudiantes en la cultura, los currículos y las comunidades de las escuelas”.
Desde esta perspectiva la inclusión está relacionada con el acceso, la participación y  logros de todos los alumnos, con especial énfasis en aquellos que están en riesgo de ser excluidos o marginados. Implica transformar la cultura, la organización y las prácticas de las escuelas para atender a la diversidad de necesidades educativas de todo el alumnado; la enseñanza se adapta a los alumnos y no éstos a la enseñanza; las acciones van dirigidas principalmente a eliminar o minimizar las barreras físicas, personales o institucionales que limitan las oportunidades de aprendizaje, el pleno acceso y la participación de todos los estudiantes en las actividades educativas (Ainscow, 2004; Booth, 2006).
 La educación inclusiva debe aceptar a todos los niños y niñas como lo que son, en su propia realidad, sin olvidar que todos somos una combinación de rasgo psicológicos, sociales, culturales y por lo tanto, todos somos diferentes pero con los mismo derechos. La educación inclusiva no está destinada por lo tanto, solo a la atención de niños con algún tipo de discapacidad o necesidades especiales, sino a todos los niños que pertenecen a una escuela: alumnos sin importar sus característica (J. Fernández, 2006). 
La inclusión precisa la identificación y la eliminación de barreras, las que muchas veces se relacionan con las actitudes y creencias de las personas, reflejándose así en las culturas, las políticas y las prácticas escolares (Ainscow, 2005).
En mi recorrido por las diferentes escuelas, y a pesar que en el plan de estudios 2011 se plantea como uno de los principios pedagógicos, aún no se consolidan estas culturas y políticas inclusivas que se vean reflejadas en las prácticas inclusivas en las aulas. Por tanto, considero importante promover que en las escuelas se incrementen estas prácticas, pues con ello se mejorarían los procesos educativos y la atención de todos los alumnos, garantizando su derecho a una educación de calidad.

De todo lo anterior surge el siguiente cuestionamiento:

¿Se pueden promover e incrmentar las prácticas inclusivas en una escuela primaria a través del trabajo con los docentes?

Descripción del problema

Cómo me acerqué al problema.

Soy Ismael Guerra Amparo, nací en un pueblo del municipio de santiago Ixcuintla en el estado de Nayarit. Allí, en mi pueblo natal, San Andrés, cursé mi educación primaria y secundaria. Como esos eran los únicos niveles educativos que existían entonces ahí, para continuar mis estudios me trasladé a la zona sur del estado para hacer un bachillerato técnico. Lamentablemente, proviniendo de familia numerosa (soy el tercero de  nueve hermanos) y de escasos recursos, mis papás no pudieron darme más apoyo económico, por lo que regresé a mi pueblo a la vida del campo, dejando truncos mis estudios.
Cinco años más tarde me vine a vivir a la ciudad de Tepic, donde terminé la preparatoria e ingresé a los estudios superiores. Me gradué como Licenciado en Psicología del Instituto Las Américas de Nayarit, S. C.
Como profesional, mi primer oportunidad me la dio el propio Instituto Las Américas, esa es una de mis más gratas experiencias, aprendí de mis compañeros maestros y personal administrativo, pude desempeñarme como maestro de grupo y coordinador académico. Trabajé en otras instituciones de nivel superior y medio superior del orden particular, por citar algunas: Universidad Tecnológica, Escuela Normal de Especialización y Universidad Vizcaya.
En el año 2006 se me presentó la oportunidad de concursar mediante examen de oposición el ingreso a los Servicios de Educación Pública de Nayarit (SEPEN) en el nivel de Educación Especial. Ingresé al servicio con la asignación de psicólogo orientador adscrito a la Unidad de servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER) número 41, ubicada en el municipio serrano de Huajicori al norte del estado, perteneciente a la zona No. 3 de Educación Especial. 
En la zona No. 3, en el ciclo escolar 2009-2010 fui comisionado en la función de asesor técnico pedagógico, función en la cual me desempeño desde entonces. Con la reforma educativa del 2013 participé en el concurso de promoción para la función, con lo que pude tener un cambio de adscripción a la zona No. 1, ubicada en la ciudad de tepic.
Desde mi ingreso a los SEPEN los temas de integración e inclusión educativa han sido el centro de mi labor docente. Promover en las escuelas regulares la aceptación de alumnos con alguna discapacidad o condición que lo hiciera aparecer como "diferente" por la cual fuera víctima de discriminación o rechazo. Promover esta aceptación ha implicado desde el hecho que la escuela permita el ingreso del alumno, es decir que lo inscriba, hasta el que ya estando dentro se le brinden respuestas educativas pertinentes a sus necesidades, orientando a maestros y padres de familia.

La educación es un derecho de todos, el artículo 3ro. constitucional además plantea que ésta debe ser de calidad.  La educación es el derecho más importante en la lucha contra la discriminación, al considerar que ningún otro derecho potencia tanto el ejercicio de los derechos civiles, la igualdad y la libertad, además de que provee a los individuos de las herramientas necesarias para enfrentar la vida. Es en la escuela donde los prejuicios, los estigmas y marcadores sociales son domesticados o eventualmente fortalecidos. O al menos, así debería ser.
Los grupos considerados como vulnerables a la discriminación y a la exclusión, falta de oportunidades y violación de sus derechos son los conformados por: mujeres, niñas y niños, jóvenes, personas adultas mayores, personas con diversidad sexual, minorías étnicas, minorías religiosas, personas con discapacidad, personas migrantes y personas trabajadoras del hogar (CONAPRED, 2011). Para acceder a una sociedad más justa y equitativa, diversas instituciones, entre ellas las educativas, deben enfrentar numerosos retos, como la atención a la diversidad. Visto desde este ámbito, atender a la diversidad significa que las alumnas y los alumnos accedan a una educación de calidad, independientemente de sus características personales, familiares o sociales, permitiendo así el desarrollo de una sociedad más justa y que brinde oportunidades a todos, reduciendo la exclusión y la discriminación para que el alumnado pueda enfrentar los desafíos que se les presenten a lo largo de su vida de una manera satisfactoria.
De la integración a la inclusión.
Numerosos tratados internacionales han buscado garantizar el cumplimiento del derecho de todos los niños a la educación y dar atención a sus condiciones de desigualdad, tales como la Conferencia Mundial de Educación para Todos: Satisfacción de las Necesidades Básicas de Aprendizaje, realizado en Jomtien, Tailandia (UNESCO, 1990) y la declaración de Salamanca, en el marco de la Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales: Acceso y Calidad (UNESCO, 1994), En México, la primera respuesta para atender a las necesidades de todo el alumnado surge con la propuesta de integración educativa de las alumnas y los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE), en 1993; esta propuesta se fundamentó en el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (García, 2010). Al basarse en las NEE, en el país no se buscó solamente la integración de los estudiantes con discapacidad, sino también de aquellos que requerían apoyos distintos a los que ya había en la escuela para su escolarización exitosa.
Echeita (2006) señala que la inclusión es un término resbaladizo en el contexto internacional, esto quiere decir que existe una amplia gama de discursos al respecto. Una de las definiciones que ha tenido mayor aceptación es la propuesta por Booth y Ainscow (2002) en la cual consideran a la inclusión como: “Un conjunto de procesos orientados a aumentar la participación de los estudiantes en la cultura, los currículos y las comunidades de las escuelas”.
Desde esta perspectiva la inclusión está relacionada con el acceso, la participación y  logros de todos los alumnos, con especial énfasis en aquellos que están en riesgo de ser excluidos o marginados. Implica transformar la cultura, la organización y las prácticas de las escuelas para atender a la diversidad de necesidades educativas de todo el alumnado; la enseñanza se adapta a los alumnos y no éstos a la enseñanza; las acciones van dirigidas principalmente a eliminar o minimizar las barreras físicas, personales o institucionales que limitan las oportunidades de aprendizaje, el pleno acceso y la participación de todos los estudiantes en las actividades educativas (Ainscow, 2004; Booth, 2006).
 La educación inclusiva debe aceptar a todos los niños y niñas como lo que son, en su propia realidad, sin olvidar que todos somos una combinación de rasgo psicológicos, sociales, culturales y por lo tanto, todos somos diferentes pero con los mismo derechos. La educación inclusiva no está destinada por lo tanto, solo a la atención de niños con algún tipo de discapacidad o necesidades especiales, sino a todos los niños que pertenecen a una escuela: alumnos sin importar sus característica (J. Fernández, 2006). 
La inclusión precisa la identificación y la eliminación de barreras, las que muchas veces se relacionan con las actitudes y creencias de las personas, reflejándose así en las culturas, las políticas y las prácticas escolares (Ainscow, 2005).
En mi recorrido por las diferentes escuelas, y a pesar que en el plan de estudios 2011 se plantea como uno de los principios pedagógicos, aún no se consolidan estas culturas y políticas inclusivas que se vean reflejadas en las prácticas inclusivas en las aulas. Por tanto, considero importante promover que en las escuelas se incrementen estas prácticas, pues con ello se mejorarían los procesos educativos y la atención de todos los alumnos, garantizando su derecho a una educación de calidad.

De todo lo anterior surge el siguiente cuestionamiento:

¿Se pueden promover e incrmentar las prácticas inclusivas en una escuela primaria a través del trabajo con los docentes?

Descripción del problema

Cómo me acerqué al problema.

Soy Ismael Guerra Amparo, nací en un pueblo del municipio de santiago Ixcuintla en el estado de Nayarit. Allí, en mi pueblo natal, San Andrés, cursé mi educación primaria y secundaria. Como esos eran los únicos niveles educativos que existían entonces ahí, para continuar mis estudios me trasladé a la zona sur del estado para hacer un bachillerato técnico. Lamentablemente, proviniendo de familia numerosa (soy el tercero de  nueve hermanos) y de escasos recursos, mis papás no pudieron darme más apoyo económico, por lo que regresé a mi pueblo a la vida del campo, dejando truncos mis estudios.
Cinco años más tarde me vine a vivir a la ciudad de Tepic, donde terminé la preparatoria e ingresé a los estudios superiores. Me gradué como Licenciado en Psicología del Instituto Las Américas de Nayarit, S. C.
Como profesional, mi primer oportunidad me la dio el propio Instituto Las Américas, esa es una de mis más gratas experiencias, aprendí de mis compañeros maestros y personal administrativo, pude desempeñarme como maestro de grupo y coordinador académico. Trabajé en otras instituciones de nivel superior y medio superior del orden particular, por citar algunas: Universidad Tecnológica, Escuela Normal de Especialización y Universidad Vizcaya.
En el año 2006 se me presentó la oportunidad de concursar mediante examen de oposición el ingreso a los Servicios de Educación Pública de Nayarit (SEPEN) en el nivel de Educación Especial. Ingresé al servicio con la asignación de psicólogo orientador adscrito a la Unidad de servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER) número 41, ubicada en el municipio serrano de Huajicori al norte del estado, perteneciente a la zona No. 3 de Educación Especial. 
En la zona No. 3, en el ciclo escolar 2009-2010 fui comisionado en la función de asesor técnico pedagógico, función en la cual me desempeño desde entonces. Con la reforma educativa del 2013 participé en el concurso de promoción para la función, con lo que pude tener un cambio de adscripción a la zona No. 1, ubicada en la ciudad de tepic.
Desde mi ingreso a los SEPEN los temas de integración e inclusión educativa han sido el centro de mi labor docente. Promover en las escuelas regulares la aceptación de alumnos con alguna discapacidad o condición que lo hiciera aparecer como "diferente" por la cual fuera víctima de discriminación o rechazo. Promover esta aceptación ha implicado desde el hecho que la escuela permita el ingreso del alumno, es decir que lo inscriba, hasta el que ya estando dentro se le brinden respuestas educativas pertinentes a sus necesidades, orientando a maestros y padres de familia.

La educación es un derecho de todos, el artículo 3ro. constitucional además plantea que ésta debe ser de calidad.  La educación es el derecho más importante en la lucha contra la discriminación, al considerar que ningún otro derecho potencia tanto el ejercicio de los derechos civiles, la igualdad y la libertad, además de que provee a los individuos de las herramientas necesarias para enfrentar la vida. Es en la escuela donde los prejuicios, los estigmas y marcadores sociales son domesticados o eventualmente fortalecidos. O al menos, así debería ser.
Los grupos considerados como vulnerables a la discriminación y a la exclusión, falta de oportunidades y violación de sus derechos son los conformados por: mujeres, niñas y niños, jóvenes, personas adultas mayores, personas con diversidad sexual, minorías étnicas, minorías religiosas, personas con discapacidad, personas migrantes y personas trabajadoras del hogar (CONAPRED, 2011). Para acceder a una sociedad más justa y equitativa, diversas instituciones, entre ellas las educativas, deben enfrentar numerosos retos, como la atención a la diversidad. Visto desde este ámbito, atender a la diversidad significa que las alumnas y los alumnos accedan a una educación de calidad, independientemente de sus características personales, familiares o sociales, permitiendo así el desarrollo de una sociedad más justa y que brinde oportunidades a todos, reduciendo la exclusión y la discriminación para que el alumnado pueda enfrentar los desafíos que se les presenten a lo largo de su vida de una manera satisfactoria.
De la integración a la inclusión.
Numerosos tratados internacionales han buscado garantizar el cumplimiento del derecho de todos los niños a la educación y dar atención a sus condiciones de desigualdad, tales como la Conferencia Mundial de Educación para Todos: Satisfacción de las Necesidades Básicas de Aprendizaje, realizado en Jomtien, Tailandia (UNESCO, 1990) y la declaración de Salamanca, en el marco de la Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales: Acceso y Calidad (UNESCO, 1994), En México, la primera respuesta para atender a las necesidades de todo el alumnado surge con la propuesta de integración educativa de las alumnas y los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE), en 1993; esta propuesta se fundamentó en el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (García, 2010). Al basarse en las NEE, en el país no se buscó solamente la integración de los estudiantes con discapacidad, sino también de aquellos que requerían apoyos distintos a los que ya había en la escuela para su escolarización exitosa.
Echeita (2006) señala que la inclusión es un término resbaladizo en el contexto internacional, esto quiere decir que existe una amplia gama de discursos al respecto. Una de las definiciones que ha tenido mayor aceptación es la propuesta por Booth y Ainscow (2002) en la cual consideran a la inclusión como: “Un conjunto de procesos orientados a aumentar la participación de los estudiantes en la cultura, los currículos y las comunidades de las escuelas”.
Desde esta perspectiva la inclusión está relacionada con el acceso, la participación y  logros de todos los alumnos, con especial énfasis en aquellos que están en riesgo de ser excluidos o marginados. Implica transformar la cultura, la organización y las prácticas de las escuelas para atender a la diversidad de necesidades educativas de todo el alumnado; la enseñanza se adapta a los alumnos y no éstos a la enseñanza; las acciones van dirigidas principalmente a eliminar o minimizar las barreras físicas, personales o institucionales que limitan las oportunidades de aprendizaje, el pleno acceso y la participación de todos los estudiantes en las actividades educativas (Ainscow, 2004; Booth, 2006).
 La educación inclusiva debe aceptar a todos los niños y niñas como lo que son, en su propia realidad, sin olvidar que todos somos una combinación de rasgo psicológicos, sociales, culturales y por lo tanto, todos somos diferentes pero con los mismo derechos. La educación inclusiva no está destinada por lo tanto, solo a la atención de niños con algún tipo de discapacidad o necesidades especiales, sino a todos los niños que pertenecen a una escuela: alumnos sin importar sus característica (J. Fernández, 2006). 
La inclusión precisa la identificación y la eliminación de barreras, las que muchas veces se relacionan con las actitudes y creencias de las personas, reflejándose así en las culturas, las políticas y las prácticas escolares (Ainscow, 2005).
En mi recorrido por las diferentes escuelas, y a pesar que en el plan de estudios 2011 se plantea como uno de los principios pedagógicos, aún no se consolidan estas culturas y políticas inclusivas que se vean reflejadas en las prácticas inclusivas en las aulas. Por tanto, considero importante promover que en las escuelas se incrementen estas prácticas, pues con ello se mejorarían los procesos educativos y la atención de todos los alumnos, garantizando su derecho a una educación de calidad.

De todo lo anterior surge el siguiente cuestionamiento:

¿Se pueden promover e incrmentar las prácticas inclusivas en una escuela primaria a través del trabajo con los docentes?

Etnografía, investigación-acción y la entrevista

A través del tiempo la enseñanza y la investigación de carácter educativo no han tenido una buena relación. Existe un conflicto entre los resultados que tiene la investigación educativa y su aplicación en el contexto real. Las y los docentes no se sienten identificados, encontrando a la investigación como ajena a sus actividades cotidianas. Agregamos también que, al ser la mayoría de la investigación educativa no realizada por el profesorado, la sienten más alejada de la verdad.

Una de las propuestas para que las y los profesores se acerquen a la investigación educativa, es que este actor se convierta en la persona que propone el conocimiento y la que se encarga de demostrar su utilidad en situaciones reales. Al ser el conocimiento pedagógico algo de difícil exposición, el docente es el más indicado para dar solución científica a las problemáticas escolares, ya que es él quien las comprende y conoce mejor.

La etnografía, es la rama de la antropología que se encarga del estudio de las culturas y es una solución viable para que este conflicto presente en la investigación educativa se resuelva. De forma literal, etnografía significa “descripción del modo de vida de una raza o grupo de individuos”, esta metodología de la investigación se interesa en aspectos muy intrínsecos de la unidad de análisis que atiende, como lo son el comportamiento, la interacción, creencias y valores.

El profesorado es etnógrafo por naturaleza, siempre se muestra interesado por encontrar explicaciones al comportamiento de sus alumnos, a los resultados de sus evaluaciones, su asistencia y cada factor que influya en la práctica educativa. Se introduce en su contexto a observar los hechos tanto de manera aislada del acontecimiento o formado parte de él. Es decir, al aplicar la etnografía no se le aleja al profesor de las actividades que realiza con cotidianeidad y le permitirá generar conocimiento científico de acuerdo a las condiciones que se le presentan. Se perderá esa distancia que existe entre la investigación que realizan personas ajenas a la educación y a sus problemas, ya que la investigación la realizará la persona que vive en carne propia y está dentro del campo.

Otra metodología de investigación recomendable para la docencia es la investigación-acción. Se entiende por investigación acción como la familia de actividades que desarrolla el profesorado en sus propias aulas con distintos fines. Se considera como un instrumento que genera cambio social y conocimiento educativo sobre la realidad social y/o educativa. Este tipo de investigación requiere planificar, actuar, observar y reflexionar.

La investigación-acción es una oportunidad para que las y los docentes intervengan en su práctica profesional con la intención de ocasionar mejora, dicha intervención se basa en la investigación porque implica una indagación disciplinada de forma colaborativa.

La etnografía y la investigación-acción están relacionadas entre sí y combinadas son para la educación la mejor herramienta de investigación que le permite encontrar situaciones problemáticas contextualizadas al igual que sus soluciones y mejoras que se deriven de estas.

La primera relación que encontramos entre estas dos metodologías es el papel del investigador tiene en ellas, en ambas es un observador y participante de los acontecimientos en el campo de práctica. Además, se pueden complementar una a la otra en las actividades que realizan. Mientras que en la etnografía se busca crear teoría a través de la descripción e interpretación de la situación social en donde se indaga, en la investigación-acción se requiere del trabajo grupal para identificación de un problema escolar, la planificación para ejecutar acciones para la resolución, el registro de dichas acciones y la reflexión que se realizó para resolver el problema inicial.

Otro factor que tienen en común es la observación como herramienta principal de investigación, aunque lo realizan de diferente manera en la etnografía el observador es ajeno al contexto y en la investigación dicho actor es parte del contexto. Además, en ambas metodologías de la investigación no se sigue rigurosamente un plan, el camino se va modificando conforme los productos que va arrojando la investigación.

Tanto la etnografía como la investigación-acción implementan entre sus herramientas de recolección de datos a la entrevista. Para Rodríguez et al. (1999), en una entrevista en estos campos se desea obtener información sobre determinado problema e incluso se desea saber cómo ven otras personas dicho problema. Para elaborar una entrevista su preparación requiere definir el problema del que se obtendrá información; después debe establecerse una lista de temas, en los cuales se focalizará la entrevista en una estructura no formalizada; es necesario, contar con cierta experiencia, habilidad y tacto para saber buscar aquello que se desea conocer.

Este tipo de entrevista es ideal para estudiar fenómenos educativos, y en mi investigación tendrá mucha utilidad, permitirá reconocer la perspectiva que tienen mis compañeros y compañeras docentes acerca de la educación multigrado en el ámbito en el que la desarrollan, las problemáticas que ellos presentan y su pensamiento acerca de las necesidades pedagógicas en este tipo de centros escolares. También es necesario reconocer la opinión de las autoridades educativas, padres de familia y la de otros actores educativos.

 

Bibliografía consultada:

Flores, Manuel (2004). Implicaciones de los paradigmas de la investigación en la práctica educativa. Revista Digital Universitaria. 31 de enero de 2004. Volumen 5/Número 1.

Woods, Peter. (1989). La etnografía y el maestro, en La escuela por dentro: la etnografía en la investigación educativa. Pp. 15-29. España: Paidós.

Latorre, Antonio (2003). ¿Qué es la investigación acción?, en La investigación-acción: conocer y cambiar la práctica educativa. España, GRAÓ.

Rodríguez, Gregorio; Gil, Javier y García, Eduardo (1999). La entrevista, en Metodología de la investigación educativa. Málaga, Aljibe, pp. 167-184.


Más de las observaciones.

Observaciones en las las aulas.

De la matrícula total de alumnos de esta escuela, 210 aproximadamente, cerca del 10% enfrentan barreras para aprender o participar, algunos con una discapacidad o dificultad severa de aprendizaje, comunicación o conducta, por ejemplo, alumna con discapacidad intelectual en 1ro., alumno con discapacidad intelectual en 6to. y alumno con trastorno del espectro autista en 2do.

Al hacer la observación de algunas clases se encontró lo siguiente:
Los docentes consideran en su planeación los principios de los enfoques de los campos de formación y los aprendizajes esperados que se desprenden de su programa de estudio. sin embargo, algunos docentes no plantean en su planeación propuestas curriculares flexibles y adaptadas a las necesidades educativas de estos alumnos, considerando sus características, su proceso de desarrollo y de aprendizaje.
Los docentes ponen en práctica la organización del tiempo efectivo al utilizar los materiales considerados en su planeación y tomar en cuenta los espacios físícos para el desarrollo de la clse, perose enfatiza el uso del libro de texto y algunos docentes no preveen el uso de materiales adecuados o adapatados para los alumnos con mayores dificultades.
Los docentes indagan los conocimientos previos de los alumnos, más por lo general los que responden a los cuestionamientos son los que más saben, algunos docentes no se preocupan por saber qué es lo que sobre el tema saben los que menos saben.
Los docentes se preocupan porque durante las actividades los alumnos se involucren y formen equipos en los que se incluya a los alumnos que enfrentan mayores dificultades, sin embargo en los equipos estos alumnos tienen poca participación o son poco tomados en cuenta por sus compañeros.
En el cierre de la clase los docentes procuran rescatar junto con los alumnos lo que aprendieron de acuerdo a lo visto en la clase. El registro de los logros de todos y cada uno de los alumnos es algo que se complica pues la mayoría de los docentes no sistematizan esta acción en un instrumento que le permita reconocer los avances de cada uno.

Más de las observaciones.

Observaciones en las las aulas.

De la matrícula total de alumnos de esta escuela, 210 aproximadamente, cerca del 10% enfrentan barreras para aprender o participar, algunos con una discapacidad o dificultad severa de aprendizaje, comunicación o conducta, por ejemplo, alumna con discapacidad intelectual en 1ro., alumno con discapacidad intelectual en 6to. y alumno con trastorno del espectro autista en 2do.

Al hacer la observación de algunas clases se encontró lo siguiente:
Los docentes consideran en su planeación los principios de los enfoques de los campos de formación y los aprendizajes esperados que se desprenden de su programa de estudio. sin embargo, algunos docentes no plantean en su planeación propuestas curriculares flexibles y adaptadas a las necesidades educativas de estos alumnos, considerando sus características, su proceso de desarrollo y de aprendizaje.
Los docentes ponen en práctica la organización del tiempo efectivo al utilizar los materiales considerados en su planeación y tomar en cuenta los espacios físícos para el desarrollo de la clse, perose enfatiza el uso del libro de texto y algunos docentes no preveen el uso de materiales adecuados o adapatados para los alumnos con mayores dificultades.
Los docentes indagan los conocimientos previos de los alumnos, más por lo general los que responden a los cuestionamientos son los que más saben, algunos docentes no se preocupan por saber qué es lo que sobre el tema saben los que menos saben.
Los docentes se preocupan porque durante las actividades los alumnos se involucren y formen equipos en los que se incluya a los alumnos que enfrentan mayores dificultades, sin embargo en los equipos estos alumnos tienen poca participación o son poco tomados en cuenta por sus compañeros.
En el cierre de la clase los docentes procuran rescatar junto con los alumnos lo que aprendieron de acuerdo a lo visto en la clase. El registro de los logros de todos y cada uno de los alumnos es algo que se complica pues la mayoría de los docentes no sistematizan esta acción en un instrumento que le permita reconocer los avances de cada uno.

ISMAEL 2017-04-20 20:16:00

OBSERVACIÓN EN UNA ESCUELA PRIMARIA EN UNA JORNADA LABORAL SOBRE LA INCLUSIÓN DE UN ALUMNO CON TEA.

Las clases empiezan con puntualidad a las 8:00 de la mañana, todos los alumnos entran a las aulas. El alumno Javier de 2do. grado, es un alumnos con trastorno del espectro autista (TEA); él no ha entrado al aula, permanece sentado afuera junto a su mochila.le comento  a la maestra sobre la situación, a lo que ella responde: "no lo podemos forzar a entrar, él lo hará solo".


La maestra prepara un material para trabajar con un subgrupo de alumnos de 1ro, y 2do. actividades de reforzamiento en la adquisición de la lengua escrita, se dirige a la dirección para imprimir el material. Javier no ha entrado al aula, empieza a correr por el patio.



El grupo de 2do. sale a ensayar una ronda, Javier está a un lado del grupo, no se integra al ensayo y ninguna de las dos maestras hace intento de integrarlo; es un niña quien lo invita a jugar, él establece contacto visual y responde que no, sigue corriendo en el área de columpios.



Durante el receso los alumnos juegan en las diferentes áreas, los maestros se instalan en sus diferentes puestos para vigilar que no haya conflictos. Javier sólo corre en el patio, está entre todos y con ninguno.



Después del receso, en el aula de apoyo, la maestra trabaja con un subgrupo de 1er. grado una actividad que consiste en la lectura de sílabas formadas por vocales y consonantes básicas, lectura de palabras cortas y formar palabras uniendo sílabas. Javier sigue sin entrar al aula.



A la hora de la salida los papás de los alumnos con alguna "necesidad educativa especial" se acercan a la maestra de apoyo para recibir instrucciones acerca de las tareas de los alumnos. La mamá de Javier le pide a la maestra que se atienda al niño en el aula regular, pues es poco el trabajo académico con se hace con su hijo, según lo considera.