La observación

Recolección de datos: la observación

Hasta el momento hemos podido observar el tema-problema desde lo que nosotros conocemos y lo que los actores claves saben de él. Todavía faltan otras fuentes de información igual o más impotentes. Hay que observar los problemas directamente, a los hechos y a las personas en el momento en el que están sucediendo.

Para que la observación como técnica de investigación sea diferente a la observación casual que hacemos todos los días, es fundamental que sepamos qué queremos observar.

En esta etapa de observaciones vamos a realizar dos acciones. La primera tiene que ver con ir a “campo” y observar  de manera general lo que está sucediendo. Centra tu mirada en lo que la gente hace, en sus conductas, en cómo se relaciona. Lleva contigo “papel y lápiz”, describe, reflexiona y narra detalladamente lo que ves. No olvides darle seguimiento a todo en tu registro etnográfico.

Después, lee lo que observaste y las entrevistas que has realizado. Relee tus registros, tanto los públicos como los privados y empieza a identificar constantes que te ayuden a construir tu problema. En este momento harás un primer ejercicio de caracterización, es decir, de la información que hasta ahora tienes hay que agruparla por sus rasgos comunes.

Realiza un esquema con las categorías y preguntas descriptivas, incluye en este esquema todo lo que quieres saber a profundidad y que se relaciona con tu tema. Comparte en tu blog este esquema.

Ahora, con el esquema elabora un guion o instrumento que te permita volver al campo y poner la vista en las categorías que definiste. Recupera todos los datos que te sean posibles.

Fecha esperada: 18 de marzo